Tripatini

the world's smartest travel social network

El número de ajilas era variable-, Garcilaso nos cuenta que 1 en Cusco existían mil quinientas. Habían varias clases de ajilas, unas destinadas exclusivamente al culto de los dioses, otras mu-' chachas para servicio del inca, otras que podían ser concedidas como esposas a los grandes capitanes por sus méritos y a los jefes de naciones confederadas, otras que después de algunos años podían dejar la institución para contraer matrimonio con novios escogidos a través de sus padres, en el curso de importantes festividades-, otras quedaban a perpetuidad en el Ajllawasi como aba­desas, maestras, provisoras, porteras, etc.

Las ajilas recibían cuidadosa educación, sabían danzar y' cantar, tejían e hilaban con arte y maestría; preparaban viandas; y bebidas para dioses y nobles, ellas elaboraban el zanqhu (espe- \ cié de pan de maíz) que era bendecido en el curso de las grandes fiestas y consumido por los nobles en actitud religiosa. El akja o chicha de jora, vertida en akilla (vasos de oro) para consumo de los dioses (que comían y bebían según la creencia de esa socie­dad) y de los nobles, salía también del Ajilawasi. La ropa del inca y de la coya (su esposa) era confeccionada por las ajilas, incluso el llauto, que era una trenza gruesa que daba varias vuel­tas en la cabeza del inca.

Publicaciones sensacionalistas muchas veces han calificado al ajllawasi como el harem de los incas, situación totalmente ajena j a la verdad; los ajllawasi no fueron depósitos de mujeres bonitas, fueron centros de cultura y arte, lo mejor en arte culinario, arte plumario, textilería, canto, música, danza, etc., se cultivaban en; ellos. Cuenta Garcilaso que ni el mismo inca podía ingresar en la: Casa de Escogidas, lo hacía su esposa e hijas. Cuando se habla de ajilas al servicio del inca, hay que entender que ellas estaban dedicadas a confeccionar vestidos y adornos para la familia real y no que estaban a otro tipo de servicio íntimo. Tanto se merituaba el honor de las muchachas, que el inca Túpac Amaru I, se casó con una ajlla de Vilcabamba.

 

El interior del Ajllawasi del Cusco, era como una pequeña; población de óptima calidad, recintos enchapados con oro, calle-! jas limpias y empedradas, patios amplios enlosados, grupos habitacionales cual residencias de reyes, depósitos de alimentos.  

El Aclla Wasi contaba con 1,500 vírgenes, más 500 servidoras o mozas de servicio, número de Mamakunas que dirigían el establecimiento, maestras y rectoras. Existía personal masculino para servi­cios especiales, como aprovisionamiento de leña, construcción, ellos eran desfigurados antes de ingresar como servidores, se Ir» cortaban narices y orejas y se les emasculaba.

Si deseas conocer mas de la cultura Inca, la mejor opción es visitar el Cusco de forma personal, y mejor si puedes viajar te llevarías una experiencia única que recordaras toda la vida, en Cusco contamos con un bonito Hostal donde te puedes alojar, Estamos ubicados en el centro de Cusco en una zona tradicional donde puedes encontrar lugares turisticos.

Si estas listo para para viajar a Cusco en Peru, envíanos un mensaje o contactanos por medio que mas te guste

Address: Nueva Alta 458, Cusco Peru
Email:info@qorichaskaperu.com
Website:www.qorichaskaperu.com
Phone:+0051 228974

Contact Us

Views: 31212

Comment

You need to be a member of Tripatini to add comments!

Join Tripatini

© 2019   Created by EnLinea Media.   Powered by

Badges  |  Report an Issue  |  Privacy Policy  |  Terms of Service